Devil may cry 3

febrero 22, 2008

Hace un tiempo que Shinji Mikami y Hideki Kamiya dejaron el Studio Production 4 de Capcom y dos desde que abandonaron a Dante para centrarse en otros proyectos. Con su marcha se desvincularon de la secuela de Devil May Cry, uno de los pelotazos de esa temporada. Tsuyoshi Tanaka, productor del Studio 1, lideró este proceso, con un resultado de sobra conocido. Se pasó de una primera parte rompedora, fresca y atrevida a un juego discreto, ordinario, que a punto estuvo de pasar grave factura a la serie de no ser por las buenas ventas, explicadas por el tirón comercial herencia del título anterior.Saldar una deuda.

Devil May Cry 3 (PlayStation 2)
 

A pesar de estos beneficios, el fracaso en la crítica de Devil May Cry 2 y la repulsa de muchos usuarios hizo entender a Capcom la necesidad de abandonar el planteamiento de secuela rápida  y comercial que se había adoptado y volver a los orígenes. Tanto ha sido así que esta tercera parte no sólo ha tenido un desarrollo mucho más meditado, colaboraciones de lujo o el estilo de juego vuelve por sus fueros, si no que en determinados puntos supera al original. La inclusión de un Dante adolescente, más indómito e irreverente que nunca también ha ayudado a devolver la personalidad perdida por el personaje en DMC2.

Devil May Cry 3 (PlayStation 2)

Los hijos de Sparda.

Devil May Cry 3 (PlayStation 2)
 

Otro punto acertado ha sido la forma de precuela de este tercer capítulo, ya que la acción gótica de siempre vuelve bajo una historia narrada en tercera persona por uno de los personajes secundarios que nos acerca la dicotomía existente entre un joven Dante y su hermano gemelo Vergil, futuro Nero Angelo. De trasfondo encontramos el poder de Sparda, sellado en la milenaria Temen-ni Gru, y el afán de Vergil y su secuaz Arkham por hacerse con él.

Devil May Cry 3 (PlayStation 2)
 

El juego comienza con la visita de Arkham al local de Dante -la que será agencia Devils Never Cry- para asegurarse de que tiene en su poder el segundo pendiente de Sparda y hacerle llegar una invitación para reunirse con su hermano. Tras esto y una escaramuza con sus secuaces, el garito queda destruído, asi que Dante, más chulo que nadie, decide ir a pedir explicaciones a Vergil, embarcándose en la que será su primera gran aventura.

Devil May Cry 3 (PlayStation 2)

Devil May Cry 3 (PlayStation 2)
 

Eso si, esta excelente carta de presentación no impide que el despertar de Dante tenga algunos defectos, pocos, pero principalmente a nivel de evolución de la jugabilidad. El Dante adolescente ha pateado al cuarentón en uno de los mejores juegos de acción de la consola play 2.

Anuncios

FINAL FANTASY XIII

enero 24, 2008

Mientras Hideo Kojima continúa ofreciendo metraje inédito de extensa duración de uno de los proyectos más demoledores de PS3, la segunda obra más esperada para la nueva generación según Sony, Final Fantasy XIII, simplemente amplía en esta ocasión el tráiler ofrecido al público durante el último E3.

Final Fantasy XIII (PlayStation 3)

Final Fantasy XIII (PlayStation 3)
Final Fantasy XIII (PlayStation 3)

Así, asistimos a todo un recital extendido del manejo del sable pistola con el que la protagonista de esta nueva entrega obsequia a la ya familiar tropa de enemigos. Por desgracia todo lo mostrado continúan siendo FMVs a excepción de la única escena de combate en tiempo real ya conocida. Si finalmente la transición entre campo y batalla se produce sin que se cargue un escenario prestablecido, esto es, si se posiciona la acción en el mismo lugar en que se produce al entrar en combate (tal y como se aprecia en el vídeo), Final Fantasy XIII se puede confirmar como lo que se espera de él, el espejo en el que se miran el resto de RPGs.

Vale que aún no sabemos nada del sistema de menús ni de la historia, pero hasta hora todo lo visto transmite buenas vibraciones. Especialmente el diseño de personajes. La estética de Nomura salta a la vista, lo cual tiene innegablemente sus más y sus menos.

los prisioneros

enero 24, 2008

600px-prisioneros.jpg

Los Prisioneros es una banda de rock chilena, de la década de los 80, cuya principal característica son sus letras cargadas de críticas sociales.

Durante su primera fase (1983 – 1992) publicaron cuatro discos que se convirtieron para algunos en puntos de referencia de la música chilena y latinoamericana de los años 1980. La banda se separó en 1991, tras la salida de Claudio Narea, y en ese intertanto Jorge González y Miguel Tapia junto a Cecilia Aguayo y Robert Rodríguez lanzaron el exitoso disco Corazones.

La banda (con su formación original) se volvió a juntar en 2001, dando dos conciertos a tablero vuelto en el Estadio Nacional y editando un nuevo álbum, pero tras problemas entre González y Narea la banda se volvió a separar en 2003. Una formación diferente, con dos de los integrantes originales, editó un disco en 2004, aunque no logró el mismo éxito que la banda acuñó en la década de 1980. Finalmente, Los Prisioneros dieron su último concierto en el año 2006.